Blogia

LAS CALLES DE VILLA DEL PRADO

RAFAEL DE LA FUENTE SANTOS, calle de

RAFAEL DE LA FUENTE SANTOS, calle de

(de la C. del Álamo a la C. de Ibiza)

La actual calle era un callejón y a finales de los años 1990 se abrió para urbanizarse su parte inferior y quedar abierta como nueva calle hasta la del Álamo. La calle ofrece construcciones de corte tradicional, aunque construídas progresivamente a partir de los años 1960 hasta hoy.

***
D. Rafael de la Fuente Santos nació en Colmenar Viejo (Madrid) en 1931. Se encaminó por la carrera eclesiástica y tras ser ordenado sacerdote fue primero destinado en Pezuela de las Torres (Madrid). En 1962 fue destinado a Villa del Prado, y amoldándose perfectamente al pueblo, estuvo un prolongado periodo de tiempo como párroco, viviendo diferentes etapas de la historia de la localidad. Don Rafael fue un sacerdote que dejó huella, pues llegó a Villa del Prado en 1962 y se marchó en 1990, fueron 28 largos años en los que se produjeron cambios como el del Concilio Vaticano II y también los cambios que transformaron Villa del Prado de forma notable en todo ese periodo. Durante su estancia como párroco, hubo un cierto renacimiento por el interés en la historia de la parroquia y por ejemplo, se abrieron las lápidas que contenían las bulas papales que existen desde el año 1529 en un nicho de la pared. Asímismo se dedicó D. Rafael durante años y años a leer los archivos de la parroquia y sacar datos y notas referentes a la historia, evolución y construcción de los diversos elementos del templo. Se elaboró durante su mandato un índice y fichas de todo el archivo parroquial en materias de bautismos, matrimonios, etc. muy útil para buscar datos de cualquier persona que haya recibido sacramentos en ésta parroquia desde el siglo XVI. El interés de D. Rafael por la historia se extendió a animar a proteger diversos elementos de la historia local, como el Puente Canto, La fachada de la Casilla del Guarda ó la Ermita de San Polo, aunque no siempre tuvo respuesta positiva o éxito. Eran los tiempos de la "Operación Rescate", fomentada por maestros de la escuela y demás iniciativas pioneras en conservar la historia de nuestro pueblo. Así, al marchar D. Rafael en 1990, dejó como parte de su legado un libro sobre la ermita de La Poveda y en la Diócesis de Madrid fue nombrado académico numerario de la Academia de San Dámaso para el arte e historia de la Archidiócesis de Madrid-Alcalá. Posteriormente fue secretario del Obispo de la recién fundada Diócesis de Getafe y más tarde capellán de un convento de religiosas, donde se encuentra hoy en día.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

PRÍNCIPE DE ASTURIAS, calle del

(de la C. de San Félix a la Avda. de Juan Carlos I)

Denominaciones anteriores: Arroyo Juanes

En 1998, se cambió el nombre del Arroyo Juanes por el de "Príncipe de Asturias". Fue una desafortunada decisión quitar el antiguo nombre, pues al príncipe se le podría dedicar una nueva calle de las muchas que se hacen en las nuevas urbanizaciones.

Es ésta calle desde antiguo, el cauce de un arroyo, llamado de "Juanes", tal vez porque en éste lugar por el que pasa, vivían varias personas con ése nombre hace siglos, aunque el verdadero motivo de ése nombre es desconocido. La calle originalmente era el lugar por el que discurría dicho arroyo, y a él, como en otros arroyos que pasaban por dentro del casco urbano, daban fundamentalmente las puertas traseras de las casas, o "puertas falsas" y tapias de patios y herrenes. El suelo era de tierra con el reguero del arroyo por medio, hasta su canalización y pavimentado a comienzos de la década de 1980. Actualmente la calle ofrece construcciones de diverso tipo, combinando las antiguas tapias y puertas falsas con modernas viviendas. En su último tramo, hacia la carretera, está formada por chalets, casas con jardín y algún bloque bajo de pisos.

El Arroyo Juanes nace en las faldas del monte del "Calvario" o del "Gurugú". Su primer tramo aún está en estado natural, aunque actualmente se está urbanizando muy cerca de él. Junto a la estación de autobuses, comienza un pequeño túnel ó conducción bajo el cual prosigue el arroyo canalizado por el subsuelo. Hasta la década de 1970 el arroyo permanecía todo él al aire libre, y cruzando por debajo de la carretera, se internaba en el casco urbano, bajando por entre las casas, al igual que los arroyos de La Plaza y Mazmarro. El de Juanes desembocaba en el de la Plaza cerca de la actual zona de la fuente de Los Caños.

***
El principado de Asturias es el título con el que se denomina a los herederos directos a la corona española. Fue instituido en el siglo XVIII por la casa de Borbón y desde entonces ha habido varios príncipes de Asturias, de los cuales no todos han llegado a reinar. El actual príncipe es D. Felipe de Borbón y Grecia, nacido en 1968.

PRADO, calle del

(de la C. del Príncipe de Asturias a la C. de San José)

Se formó ésta calle en la década de 1970 y está compuesta de modernas viviendas adosadas con jardín y patio trasero.

Se denominó a ésta moderna calle con el nombre de "El Prado", que es el que tuvo en sus orígenes nuestro pueblo. Son los prados algo muy especial dentro de nuestra historia, pues sobre unos verdes prados pertenecientes a las tierras del castillo de Alamín se fundó el pueblo en la Edad Media. La existencia de prados en ésta zona estaría muy propiciada por la abundante agua subterránea que baja de los cerros hacia el río, y hoy en día todavía se forman en los meses de invierno, zonas con hierba natural muy verde en los alrededores del pueblo y otras zonas del término.

PRADILLO, calle del

PRADILLO, calle del

(de la C. de San Isidro a la C. de La Torre)

Ésta singular calle se fue formando durante el siglo XX en las afueras del pueblo, tras algunos edificios industriales como la bodega de José Espada, el Parador Nuevo y las cercanas vías de tren de la estación. En su origen no tenía salida, desembocando en los terrenos donde se encontraba la antigua picota. La Calle del Pradillo está formada por viviendas de tipo tradicional, encaladas algunas de ellas, y algunas casas modernas con jardín. Tiene en su tramo medio un ensanchamiento que forma una plazuela ancha, tranquila y agradable. Recuerda el aspecto de ésta calle algunas zonas manchegas y del sur de España, teniendo también parras creciendo en algunas puertas y sitios para sentarse en la calle. Recibe su nombre ésta calle a consecuencia de que en éste lugar se hallaba el llamado "Pradillo de la Picota", una pequeña zona donde la hierba verdeaba de forma abundante y los vecinos se reunían para tomar el fresco junto al "Rollo de la Villa" ó Picota.

POETA, calle del

(de la C. Infante a la C. de Almorox)

Se formó ésta calle en la década de 1980 sobre unas antiguas tierras de labranza y eras que había en éste lugar. Está compuesta por modernas viviendas con jardín. Tiene desde su origen éste nombre, dedicado en general a los poetas, de hecho sus dos calles vecinas se han dedicado a poetas como García Lorca y Machado.

POCILGAS, calle de las

(Ver: Infante, calle del)

PISCINA, calle de la

(de la Avda. de la piscina a la C. de la Era)
Denominaciones anteriores: Travesía de la Piscina

Quedó formada ésta calle tras la tapia de la piscina municipal, construida en 1975, frente a la cual se construyeron progresivamente chalets y se la puso como nombre "travesía de la Piscina", pasando luego a ser calle con el mismo nombre. Ésta calle es en forma de cuesta y tiene en su margen derecha una ramificación que termina en forma de pequeña plazoleta redonda. Ésta ramificación se llamó hasta 1998 "Callejón de la Era". En sus márgenes ésta calle ofrece únicamente tapias de jardines de chalets y abajo la tapia de la piscina. En éste punto se encontraba desde tiempo inmemorial el Manantial de la Florida, muy apreciado por sus aguas y desaparecido al hacerse las obras de la futura piscina en los años 1970.

PISCINA, Avenida de la

(de la Avda. de Juan Carlos I a la C. del Cristo de la Sangre)
Denominaciones anteriores: Camino de San Martín, "La Florida" y Calle del Cristo de la Sangre

Hacia el año 2000, se denominó como "Avenida de la Piscina" a la primera mitad de la Calle del Cristo de la Sangre, por lo cual, existiendo ya desde ántes una calle dedicada a la piscina, hoy en día hay dos calles, perpendiculares entre sí y próximas, dedicadas a la piscina. Se debería de volver a sustituír ésta denominación por la tradicional de "Cristo de la Sangre", pues la piscina ya tiene su calle dedicada.

Ésta amplia calle se formó en el trazado del camino vecinal de San Martín de Valdeiglesias, el cual en ésta zona era camino de acceso a la ermita del Cristo de la Sangre, de la cual recibía su nombre, y al Via Crucis del pueblo. La calle era antiguamente un mero camino en cuyo primer tramo se situaba hasta 1975 la zona conocida como "La Florida", llamada así por su abundancia en flores silvestres en primavera y muchos árboles que formaban un pequeño jardincillo silvestre con un manantial de agua que recibía el mismo nombre. Al otro lado solamente se alzaba, desde los años 1950, el cuartel de la Guardia Civil, al igual que hoy. El resto del camino proseguía hasta la ermita, siempre paralelo al cauce del Arroyo de la Plaza, encontrándose con la Fuente del caño Eliseo y custodiado por las cruces de granito del Via Crucis, que prosiguen alejándose hasta el cerro del "Calvario" o Gurugú.

Hoy en día la calle presenta a su margen derecha un parque, y la margen izquierda, pasado el cuartel de la Benemérita está urbanizándose actualmente, sobre unas tierras de labor que había en éste lugar.

La Piscina municipal de Villa del Prado se encuentra en el tramo final de la calle, tras un pequeño parque y la caseta de la compañía Telefónica. Fue construída en 1975 sobre el terreno de La Florida y reformada en 1993. Contiene dos piscinas grandes y una para niños pequeños, rodeadas de un agradable césped con árboles. Sus instalaciones anejas están provistas de vestuarios y lavabos, bar con terraza y unas buenas pistas de futbol-sala y tenis, así como otras de tenis de mesa y un frontón, construído en 1997. En las instalaciones de futbol se celebra anualmente en los meses de verano el campeonato de los equipos del pueblo, que culmina con una Marathón de partidos en el mes de Agosto.

PICAÑEJO, calle de

(de la C. del Generalísimo al límite con el camino de Picañejo)
Denominaciones anteriores: Camino de Picañejo.

Se comenzó a formar ésta calle en el trazado del camino que desde antiguo conducía al lugar de Picañejo. Probablemente fue ésta una de las primeras entradas al pueblo antes de que se hiciese la actual carretera de Madrid en 1860, viniendo ésta calle directamente del lugar donde se encontraba el Puente Canto, que era el primitivo lugar de paso. Antiguamente sólo tenía casas ésta calle en su tramo inicial, saliendo de la zona de la "Cruz Colorada", en el pueblo; y a partir de la segunda mitad del siglo XX se comenzó a construir más hacia abajo, formando una nueva calle que hoy está formada por algunas viviendas de tipo tradicional, otras más modernas y algunas casas con jardín. El siguiente tramo de la calle comienza tras cruzar la carretera y fue urbanizado en la década de 1990 siguiendo los márgenes del camino. Prosigue la calle hasta cesar su pavimento en el límite con el campo y a partir de éste punto continúa en la primitiva forma de camino, directamente hasta el lugar de Picañejo. En 1998 se le puso el nombre de "calle", sustituyendo al de "camino".

Una vez llegados a campo abierto, nos encontramos con una bifurcación del camino hacia izquierda y derecha. Por la de la izquierda encontramos la Fuente de Picañejo, de antigua tradición, con un frontal de piedra de granito y una pila. Ésta fuente era una de las que surtían de agua potable al pueblo en tiempos pasados. Si tomamos el camino hacia la derecha llegamos al Arroyo de Los Parrales, al punto en que éste camino cruzaba dicho arroyo mediante el Puente Canto. Éste puente era de un solo ojo y tenía forma de arco ligeramente "apuntado" u ojival. Estaba construido en piedra de granito y se encontraba aquí desde tiempo tan remoto que la gente decía que fue hecho por los Romanos, aunque puede ser de época medieval. El puente se derrumbó en 1975 y hoy solo quedan en pie las jambas o laterales.

El nombre de "Picañejo" es antiguo y no se ha podido averiguar qué significa realmente, tal vez formado al unirse y deformarse distintas palabras, como sucede habitualmente con muchos topónimos.

PERDICES, calle de las

(de la C. del Olmo a la C. de San Isidro)

Calle formada en la década de 1980 sobre unos antiguos terrenos de cultivo. Está compuesta por chalets con jardín.

***
La perdiz común (Alectoris Rufa) es un galliforme muy habitual en los campos de Villa del Prado.

PEÑA BLANCA, calle de la

(Calle sin salida, entrada por la C. Infante)

Se formó ésta calle en la década de 1980 sobre unos antiguos campos de cultivo y está formada únicamente por chalets con jardín.

El nombre de Peña Blanca lo recibe ésta vía de dos grandes piedras blanquecinas que estaban situadas casi en el lugar donde empieza la embocadura de ésta calle, las cuales eran conocidas por los vecinos como "Las peñas Blancas", y por extensión se llamó a la zona "La Peña Blanca o Cantoblanco". Al urbanizarse el camino que partía del final de la C. Infante y hacerse la actual C. de la Peña Blanca, se cambiaron las peñas a la acera de enfrente, que quedó sin urbanizar hasta el año 2001 en que desaparecieron las piedras definitivamente. Ir de paseo y sentarse en la Peña Blanca era una costumbre habitual desde tiempos muy antiguos hasta la reciente desaparición de éstas piedras. Incluso en la década de 1990, el ayuntamiento colocó un banco de piedra junto a las peñas para que se pudiese sentar más gente en el lugar. También servía como lugar de descanso para los vecinos que iban a por agua a la fuente de Valdegatos, costumbre que ha permanecido también hasta hace poco tiempo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

PEDRO ROSELL, calle de

(de la C. del Príncipe de Asturias a la Avda. de Juan Carlos I)

Se comenzó a formar ésta calle en la década de 1950, sobre unas antiguas tierras de labor situadas en el cruce del camino de Almorox con el Arroyo Juanes. Se hizo una pequeña urbanización, pionera en Villa del Prado, y consistente en casas de tipo tradicional, hechas en serie con material moderno. Éstas singulares casitas de agradable aspecto constan de un patio trasero y actualmente sus propietarios las han personalizado, decorando sus fachadas de diversas formas, de forma que siendo en realidad idénticas, parecen todas diferentes. El último tramo de ésta calle se ha abierto recientemente  sobre un solar que permanecía vacío, y se ha ampliado la calle en sí con casas de nueva construcción hasta la carretera ó Avda. de Juan Carlos I.

***
Pedro Rosell fue el promotor y constructor de éstas casas que formaron ésta pequeña calle.

PEDRO DE TOLOSA, calle de

(de la Avda. del Alamín al límite con el campo)

Se formó ésta calle en la década de 1990 al construirse los modernos edificios del instituto de Educación Secundaria, sirviendo ésta de vía de acceso a los mismos. En su tramo inicial a la derecha queda el edificio del colegio de Educación Infantil, donde antes existió un pequeño parque, y a la izquierda el edificio del matadero municipal, construído en 1912. Tras éste, se hallaba a comienzos del siglo XX un pequeño vertedero de restos y basuras el cual salió a la luz cuando se removió el terreno para construir ésta calle. Finaliza la calle donde se encuentran los edificios del Instituto y más adelante está el trazado de la vía del tren que iba hasta Almorox.

***
Pedro de Tolosa fue aparejador del arquitecto Juan de Herrera, constructor del monasterio de El Escorial. Nació Pedro de Tolosa en Vizcaya y vivía en San Martín de Valdeiglesias cuando fue contratado para hacerse cargo de las obras de construcción de la torre grande de la iglesia de Villa del Prado, la cual ya había sido comenzada años ántes por Ochoa de Muniátegui. Firmó el contrato Pedro de Tolosa en 1562 y trabajó en la torre hasta 1587, en que se finalizó la azotea.

PAZ, calle de la

(de la C. Infante a la C. de Jesús Sampedro)

Era ésta calle uno de los callejones pertenecientes a la Calle Infante. Terminaba en un muro de adobe que limitaba directamente con el campo, en unas eras y terrenos de labor que fueron de D. Juan Álvarez Vaquero entre finales del siglo XIX y principios del XX. La calle se compone de algunas viviendas tradicionales alternadas con otras de moderna construcción. En la década de 1990 se abrió el muro que cerraba el callejón y se empalmó éste con la nueva calle que se construyó en los campos de cultivo situados detrás, formándose una nueva calle abierta y denominándose como "Calle de La Paz". Éste segundo y nuevo tramo aún se está urbanizando actualmente con modernas viviendas con jardín.

PARRALES, avenida de los

(de la C. de Lucio González Salamanca al límite con el campo)

Calle formada recientemente y apenas urbanizada, teniendo en uno de sus márgenes tan solo algunos jardines particulares de nuevas casas.

***
El Arroyo de los Parrales es uno de los más populares que cruzan el término municipal de Villa del Prado, y está situado a no mucha distancia de ésta nueva avenida. Nace en los cerros que hay al norte del pueblo y transcurre entre la vegetación típica del monte hasta llegar al lugar de Picañejo, donde se encuentra desde antiguo el Puente Canto y el manantial. Desde allí prosigue el arroyo cruzando por debajo de la carretera de Madrid y más abajo fertilizando viñas, huertas y campos de labor hasta desembocar más tarde en el río Alberche.

PARDAL, calle del

(de la C. de San Isidro al límite con el campo)

Calle formada en la década de 1990 sobre unas antiguas tierras de labranza. Está formada únicamente por chalets con jardín.

***
El Pardal, más conocido en el pueblo como Pardillo, (Carduelis Cannabina) es un pájaro pequeño que se alimenta de semillas e insectos. Es uno de los más abundantes pájaros de los campos de Villa del Prado, junto al Jilguero, Verdecillo, etc

PALOMA, calle de la

(de la Avda. del Hospital a la C. de San Isidro)

Calle formada en la década de 1990 sobre unas antiguas tierras de labranza. Está formada únicamente por chalets con jardín.

***
La paloma doméstica es un ave que en Villa del Prado puede encontrarse en algunos gallineros, huertas, casas con palomar, etc., donde cumple funciones de puesta de huevos o de simple convivencia. En la procesión de la virgen de la Candelaria se lleva una paloma en una jaula junto a la Imagen de la Virgen. Ésta paloma se coge del campanario de la iglesia generalmente. Es precisamente en la iglesia donde las palomas ofrecen su cara más negativa, habiéndose convertido en una plaga, destrozando y ensuciando los distintos elementos de los campanarios. Existen por Villa del Prado también otros tipos de paloma, como la Tórtola Común, la cual se ve cantar a veces posada en cables del tendido eléctrico.

PALACIO, Plaza de

PALACIO, Plaza de

Plaza que se formó en la parte sur del casco antiguo, por donde entraba la antigua carretera de Escalona. Está compuesta en su mayoría de viviendas de tipo tradicional, construídas en diferentes épocas.

Destaca sin duda la portada del Palacio de D. Álvaro de Luna, que preside la plaza solemnemente mirando hacia los Montes de Alamín y Toledo, por donde se expandían parte de las posesiones del condestable. Realmente lo único que se sabe con certeza que perteneció a dicho palacio es ésta portada, pues el edificio que ahora la contiene está dividido en dos viviendas, una de las cuales fue reconstruida en la década de 1990. De la parte antigua del edificio, se ignora por completo si sus muros pertenecieron al palacio o fueron hechos después de derribarse éste en algún momento de la historia. Sea como sea, el edificio es conocido por todos como "El Palacio", y ambas casas, de similar fachada, integran perfectamente la portada en medio como si fueran una sola, que recordase muy bien que aquí estaba aquel palacio del siglo XV donde estuvo D. Álvaro y cuya portada es hoy en día uno de los elementos arquitectónicos más antiguos del pueblo.

La parte de la plaza que está enfrente del palacio está ocupada por un parque que anteriormente fue jardín y por el edificio pequeño de la Casa de Niños. Toda ésta porción de terreno era conocida popularmente como "Los Paseos" y era toda ella un parque largo que llegaba hasta el edificio grande de la actual Casa de Niños, que anteriormente fue escuela. En éste lugar se plantaron varios árboles en las Fiestas del Árbol que se celebraban en la década de 1920, y posteriormente estuvo aquí emplazado el Monumento a Los Caídos de la guerra de 1936 hasta su posterior colocación en uno de los muros de la Iglesia hacia 1970.

Al final de ésta plaza y donde hoy comienza la calle de Emma González Tablada existía ya en el siglo XVIII una tahona en la que se fabricaba pan, y cuyas ruinas existen hoy. Funcionó ésta fábrica de pan hasta entrado el siglo XX y en ella trabajaron algunos panaderos procedentes de Francia.

En la década de 1990 se construyó la actual fuente que adorna el centro de la plaza y se reacondicionó el espacio situado delante del palacio.

OSCURA, calle

(de la Avda. del Generalísimo a la C. de Santa Rita)

Calle de trazado y denominación antiguas, tal vez se llama así por que en el pasado fue una vía especialmente oscura de noche, quizá cuando existían sistemas de alumbrado de fuego primitivos, fuesen insuficientes en éste lugar. Está compuesta ésta calle en su mayoría de viviendas de tipo tradicional, siendo una de las calles representativas del casco antiguo de Villa del Prado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

OLMO, calle del

(de la C. de Méntrida a la C. de la Codorniz)

Calle formada entre las décadas de 1980 y 90 en la urbanización "Santa Lucía", sobre unos antiguos terrenos de labor. Está compuesta únicamente por tapias de jardines de chalets.

***
El Olmo común (Ulmus Campestris) aparece en el término de Villa del Prado sobre todo en zonas cercanas al río Alberche.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres